Wes Anderson vuelve a la palestra con un nuevo spot para H&M. Una pieza que es cúmulo de todos sus tics y manías que conforman su estilo. Un buen debate es el discutir si Anderson es un autor completamente encasillado por su propio estilo, como le pasó a Tim Burton o ha conseguido ser su propio género. Realmente, el spot parece una especie de refrito de The Grand Budapest Hotel ambientado en un tren, pero todo el mundo al final acaba embelesado por sus imágenes.

Como dijo un crítico, con cada película suya dan ganas de lamer la ventana.

Aquí un video de su obsesión por centrar las imágenes. A veces creo que es la antítesis de Michael Bay.

mm

Author Cocotte Minute

More posts by Cocotte Minute

Leave a Reply